© 2016 Traumatología y Ortopedia / Adultos y Niños, Ecuador

Para agendar una cita

llama al (04) 601 8724​
Buscar
  • Dr. Luis Moreira Del Pozo

Reemplazo Articular (Cadera / rodilla / hombro)


Los síntomas comunes para llegar a una cirugía de reemplazo articular a menudo son personas que tienen dolor severo en las articulaciones, rigidez, cojeras, debilidad de los músculos, limitaciones de movimientos, e hinchazón. Dependiendo de qué articulación está afectada y la cantidad de daño, las actividades normales como caminar, ponerse los calcetines y zapatos, entrar y salir de los autos, y subir escaleras pueden ser difíciles.

Una operación quirúrgica es la última opción de tratamiento; está reservado para cuando todas las demás formas de tratamiento – incluyendo terapia física y medicamentos – han fallado en dar los resultados necesarios. Habiendo dicho eso, la cirugía de reemplazo articular es una manera muy efectiva de eliminar el dolor de las articulaciones, así como de corregir una deformidad y restituir la movilidad. La cirugía de reemplazo articular también se hace para tratar la artritis avanzada.

Las causas más comunes de disfunción de las articulaciones son la osteoartritis y la artritis reumatoide. Mientras que nadie está seguro de lo que causa la artritis, hay un número de factores que puede contribuir al deterioro de la articulación y llevar a la artritis. Algunos de estos factores incluyen:

  • Herencia

  • Anormalidades en el desarrollo de la formación de la articulación

  • Predisposición genética a un metabolismo cartilaginoso anormal

  • Lesiones menores repetidas

  • Trauma severo al cartílago de la articulación (el tejido que hace de almohadilla al final de los huesos)

Mientras que tener sobrepeso no causa necesariamente artritis, sí que contribuye a una progresión más temprana y más rápida de los problemas de las articulaciones.

La cirugía de reemplazo articular está diseñada para reemplazar el cartílago dañado y cualquier pérdida asociada de la estructura del hueso. El procedimiento en sí mismo es una reconstrucción de la articulación dañada, y cuenta con los músculos y los ligamentos del paciente para que den el soporte y la función. La prótesis (articulación de reemplazo) está hecha de titanio, cobalto cromado, acero inoxidable, material de cerámica, y polietileno (plástico). Se puede fijar al hueso con cemento acrílico o se puede hacer un ajuste forzado, lo que permite que el hueso crezca dentro del implante. Una vez que el reemplazo articular está en su lugar, su movilidad y funcionamiento vuelven por medio de terapia física.

Reemplazo articular de cadera

En los Estados Unidos se hacen aproximadamente unas 240,000 operaciones de reemplazo articular de la cadera cada año. El reemplazo total de la cadera es un procedimiento quirúrgico para reemplazar el hueco de la cadera (acetábulo) y la "pelota" o cabeza del hueso del muslo (fémur). El cirujano limpia el hueco y la cabeza donde se ha perdido el cartílago y el hueso. Luego se implantan una cabeza y hueco artificiales en el hueso sano.

La mayoría de los candidatos para un reemplazo total de cadera tienen cambios avanzados en la articulación de la cadera causados por la artritis. Se recomienda un reemplazo de cadera si el dolor de la articulación se ha hecho insoportable y cuando la pérdida de funcionamiento impide a la persona el poder hacer las actividades de su vida diaria.

Reemplazo articular de rodilla

La cirugía de reemplazo de rodilla se hace para tratar la artritis avanzada y en su fase terminal. Cuando la artritis en la articulación o articulaciones de la rodilla ha progresado hasta el punto donde el manejo médico ya no es efectivo, o la deformidad se ha convertido en algo muy severo y debilitante, puede que te recomienden una cirugía de reemplazo de rodilla.

La cirugía de la articulación de la rodilla es el resultado del daño a la capa o superficie deslizante llamada el cartílago articular. Dependiendo de la cantidad de daño, las actividades normales como caminar y subir o bajar escaleras pueden resultar difíciles. El daño al cartílago de la articulación de la rodilla o el hueso debajo del mismo puede resultar en deformidad. Las deformidades como ser patizambo y los sonidos inusuales de las rodillas (crepitus o crepitación) pueden hacerse más obvias a medida que empeora la degeneración. La cirugía de reemplazo de rodilla está diseñada para reemplazar el cartílago dañado o superficie deslizante además de cualquier pérdida asociada con la estructura del hueso o ligamento de soporte. Los materiales que se usan para un reemplazo de la rodilla son similares a los ya mencionados para el reemplazo de cadera.

Reemplazo de hombro

El reemplazo total de la articulación del hombro la suelen necesitar aquellas personas con formas severas de osteoartritis o artritis reumatoide, pero rara vez, es para aquellos que han tenido un trauma severo debido a una fractura de hombro.

El hombro es una articulación de hueco y cabeza. La primera indicación de que hace falta un reemplazo total de hombro es que el dolor no se alivia ni con terapia ni con cualquier otro tratamiento. El dolor puede ser causado por anormalidades y cambios en la superficie de la articulación como resultado de la artritis o de las fracturas. El primer objetivo de una cirugía de reemplazo total de hombro es aliviar el dolor, y los objetivos secundarios son mejorar la movilidad, la fuerza, y la función.

articular más comunes son de cadera, de rodilla, y de hombro.


302 vistas